jueves, 28 de agosto de 2008

Sobre el Estado Desarollista

Dedico esta entrada al análisis propio de un texto que considero imprescindible de lectura para cualquier persona que le guste la economía política: “El Estado como problema y solución” de Evans, Peter. (gracias Tavos por el link) Es un texto muy conocido (y un poco viejito, 1992) pero vale la pena una lectura.
Este texto lo tuve que leer para “Teoría Política e Instituciones del Derecho Público” en 2do año de la carrera, y me pareció totalmente adecuado para un estudiante de Economía muy interesante. En sí, porque plantea una salida a la falsa dicotomía entre “intervencionistas” y “liberales”, ve más allá de eso, a través de un estudio bajo categorías weberianas, dentro de lo que se puede denominar “teorías estado-céntricas”. Se los recomiendo. Vamos con el resumen.


El texto se divide en 2 ejes centrales:

1.
En la primera parte, hay una breve reseña histórica. Básicamente habla de “olas neoliberales”, siendo la más fuerte la de los años 70 y 80. Él la denomina neo-utilitarismo. Básicamente dice (algo que conocemos todos):
• El Estado es perjudicial para la economía, toda la intervención es contraproducente, distorsiona el mercado (les suena?)
• Las políticas públicas ponen de manifiesto los “instrumentos corrientes de optimización individual”, es decir, los funcionarios se apropian de la renta pública, rent-seeking.
• El Estado genera una relación clientelística de contraprestaciones con sectores sociales. El objetivo es captar ingresos a través de decisiones públicas (subsidios, ayudas, etc.)
¿Cuál es la solución? Reducir la jurisdicción del Estado al mínimo y transferir funciones al mercado

Como respuesta, Evans retoma los conceptos básicos del institucionalismo comparado (Weber, Gerschenkron, Hirschman) de complementariedad esencial de las estructuras del Estado y del intercambio en el mercado. Son estudios minuciosos que preponderan el Estado: comprueban que los mercados solo operan cuando están apoyados en otros tipos de redes sociales más amplias. Lo que el denomina en su texto, metafóricamente, “los elementos no contractuales del contrato”. Es decir, condiciones que necesita el mercado para funcionar, sin cuales su tarea falla. Podemos entender al mercado como integrado a una matriz con ciertas pautas culturales.

Weber, por citar uno, dice que “el capitalismo y la burocracia se encontraron uno a otro y son íntimamente el uno para el otro”. Gran parte de su texto habla sobre que el Estado Burocrático ES necesario para la empresa capitalista, por la previsibilidad y la racionalidad que impone en las relaciones sociales. El Estado Burocrático es la construcción más racional políticamente hablando, y el mercado, lugar donde se toman decisiones racionales, lo necesita.

Gerschenkron plantea que el Estado puede ser un empresario sustituto: asegurando la inversión donde los riesgos son amplios

Hirschamn, por su parte, dice que el Estado debe ofrecer incentivos desequilibrantes que incitan a los capitalistas a invertir, y aliviar cuellos de botella. Exige algo más que un aparato administrativo aislado y dotado de coherencia, exige inteligencia, inventiva, un estado enraizado no aislado.

Aquí surge el concepto de AUTONOMÍA ENRAIZADA. Lo que esto significa es que los dos elementos, la burocracia weberiana (burocracia profesional, meritocrática, organizada jerárquicamente, personal capacitado, existencia de una “carrera administrativa”, impersonal, sin apropiación de cargos y medios administrativos, bien renumerados y con rigurosa vigilancia) y el empresariado deben tener una relación estrecha y particular. Los burócratas deben tener relación con las empresas, pero con capacidad de formular sus preferencias de forma autónoma, básciamente, que no sean “comprados” por los empresarios. El autor dice que los dos elementos no funcionan por separado, son complementarios.
Los países que cumplen esto son Estados Desarrollistas.


2.
La segunda parte plantea ejemplos para probar lo descripto previamete

• Por su lado, Zaire, el ejemplo del Estado Predatorio, del cleptopatrimonialismo, es decir, un aparato estatal en manos de un pequeño grupo de individuos con estrechas conexiones entre sí. Ausencia de un aparato burocrático coherente. Corrupción. Rent seeking. Este sería el ejemplo con el que Peter Evans quiere mostrar que un Estado debe ser FUERTE, contar de un gran aparato burocrático. Zaire sería el resultado de lo pregonado por el neoutilitarismo

• Luego el Estado Ejemplo, Japón. Una Burocracia profesional y cohesionada. El Estado recluta a los mejores promedios de la Universidad. Esta burocracia mantiene vínculos no formales con el sector privado, el sector público conoce expectativas del sector privado. Lo denominado autonomía enraizada. El empresariado es fuente de información y un instrumento para políticas

• Pasa luego a hablar de casos exitosos de desarrollo reciente, como Corea y Taiwán. Corea presenta aspectos parecidos a Japón.
Taiwán, por su parte, también presenta una burocracia weberiana clásica, meritocrática, reforzada por formas organizativas “extra burocráticas”. El Estado tiene un papel central en la acumulación: encauzar capital hacia inversiones de riesgo, mejorar la idoneidad de empresas privadas para insertarse en mercados internacionales y asumir funciones empresariales.

• Por último, los casos intermedios, India y Brasil.
India tiene como principal problema su división en castas y el ser un “país-continente”.
Brasil tiene ciertas falencias que impiden políticas desarrollistas. Existe un predominio de rasgos clientelísticos y patrimonialistas impide creación de una burocracia coherente al estilo weberiano. El servicio estatal aparece como un lugar de absorción de mano de obra ociosa no profesional. Hay otros problemas (país dividido en regiones con burguesía local y rival, golpes de estado). Sin embargo, en determinadas área el Estado ha actuado con eficacia empresarial que contribuyeron a su crecimiento y desarrollo industrial a largo plazo. Esto se ve claramente en la política petroquímica y la automotriz. Por ende, Brasil es un caso de “Autonomía enraizada” parcial limitada a determinados reductos de eficiencia.



En resumen, un Estado Desarrollista es necesario para el desarrollo de un capitalismo fuerte y vigoroso. El Estado no puede estar ausente, sino que debe estar presente. No a cualquier costo, sino de una manera especial: Peter Evans no plante la remoción del Estado, sino su reformulación, como un actor que acompañe al empresariado, un Estado que impulse un desarrollo mediante su inmersión en la estructura social circundante.

El texto lo describe bien, las ideas neo-liberales de desmantelamiento del Estado están equivocando el punto de enfoque acerca de los problemas del mismo. La solución no es su eliminación, sino, al contrario, su reformulación para una tarea eficaz. Esto no es fácil, obviamente, todos lo sabemos, lo vivimos día a día. Pero si empezamos con cambiar el discurso, es un avance.


Quería dejar planteada la puerta abierta para pensar a donde colocaríamos a la Argentina en esta clasificación. Si me apurás, te digo, obviamente, por cercanía, que estamos más cerca de Brasil. Si bien nos falta mucho (para empezar un banco al estilo BNDES), creo que tenemos básicamente los mismos problemas. Una burocracia totalmente opuesta a la weberiana, clientelística, que absorbe capital humano muy pobre (no en todos lados, hay lugares con excelente recurso humano, pero por lástima no es aprovechado y tampoco predomina). Estoy seguro que las reformas neoliberales del país nos fueron tirando más para el lado de Zaire, no creen?

¿Qué opinan uds?


Martín

4 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por el texto , te recomiendo un texto de brezzer pereira creo que se llamaba "la reformulacion del estado en los 90" o algo muy parecido .
saludos

sepo dijo...

lindo analisis, breve pero con buen contenido. especial para alguien que recien esta abriendo el libro. muy practico. lo de argentina coincido.que lejos estamos del ideal weberiano de la burocracia.
un saludo, y buen aporte.

Marta dijo...

gracias por la ayuda,
la verdad es que esta muy bien explicado y personalmente me va a servir mucho para mi examen de Governance for Development
muchas gracias

leon dijo...

gracias por tu aporte desde México y su intención de reformular la agenda del Estado comenzando con los docentes. Esperemos qua la evaluación para los docentes genere prospectos burocráticos, egresados de estas nuevas generaciones de docentes, que sustituyan a estos políticos clientelistas, rapaces que buscan las rentas publicas.